Hace exactamente cuarenta años, esta canción de Carly Simon, la ex-esposa de James Taylor , alcanzaba el numero uno de los listas. Por aquellos días era amante de Mick Jagger, que canta en el estibillo del tema, pero el tema está dedicado al “inalcanzable” como amante Warren Beatty.