Sigue la luna de miel del matrimonio de Carey Mulligan con su esposo , que también puede dedicarse al amor, porque el segundo álbum de Mumford and Sons está terminado.