El vídeo de la mujer francesa que denunció en octubre de 2016 al cantante más famoso de Marruecos, , de 31 años, decía lo siguiente:

“Buenos días a todos, me llamo Laura Prioul, tengo 21 años y hace un año fui agredida físicamente, golpeada, violada. Hace un año que me escondo de los medios de comunicación, y de todo el mundo, hace un año que todo el mundo habla de mí”.

 

Lamjarred contaba y cuenta con millones de admiradores en el mundo árabe desde que participó en un célebre concurso internacional de canciones en 2013.

Además, el rey Mohamed VI ofreció al artista sufragar los gastos de su defensa, en manos de un prestigioso abogado francés. En la ciudad de Casablanca se llegó a organizar hasta una manifestación de apoyo a Lamjarred, el 27 de noviembre del año pasado, frente al consulado de Francia. Acudieron unas cien personas.

Laura Prioul, sin embargo, solo contaba a su favor con el anonimato. Pero el anonimato se quebró cuando un bloguero publicó su nombre pocos días después de la denuncia.

Lamjarred, que ya había sido denunciado por otra supuesta violación en 2010 en Nueva York, se encuentra en libertad condicional en Francia, sin permiso para salir del país hasta que se celebre el juicio.