inicia el 24 de septiembre una serie de conciertos en Chicago. No se sabe los que hará en la misma ciudad, en el United Center, un palacio de deportes típico.

Como siempre, dependerá de como va la venta de tickets, entradas que se ponen a la venta justo mañana en Estados Unidos y, en Illinois, en particular.

La idea es la misma que hizo en Londres, con aquellos históricos conciertos en el O2, o los que hizo también también Los Angeles, que se suspendieron abruptamente.

Si Prince era un caos, cuando Warner le trataba de ordenar su carrera, sin ningún manager o gestor, Prince es todavía más que un puro disparate. Imprevisible, pero parece animado, tras sus conciertos en Australia, donde hubo una respuesta popular masiva.

El problema es que no tiene éxitos ni albumes con cierto interés. Odia los cedes, las plataformas digitales, odia los , odia YouTube. Lo tiene muy difícil en este mundo actual.

Ahora. eso si, genio y figura.