Donald Trump and Kanye West

A mitad de noviembre, antes de ser hospitalizado, mostró su apoyo a , y el presidente electo de Estados Unidos ha dicho en alguna ocasión que le gustaría tener como contrincante en unas futuras elecciones al rapero, cuando este habló de la posibilidad de meterse en política.

West dijo exactamente que de haber votado, lo hubiera hecho por Trump, cosa que a sus seguidores, en general, no les gustó nada.

Ahora, los dos han tenido un breve encuentro en la Trump Tower de Nueva York. Quince minutos en los que, según ha informado E! News, Trump quería “discutir un papel potencial para el rapero”, y la posibilidad de que West se convierta en un “embajador de las clases”. El informe afirma: “Trump está interesado en involucrar a West en un “papel de liderazgo empresarial”. Lo que le faltaba a Kanye West…

Ambos han posado para los fotógrafos e inevitablemente le han preguntado a Kanye si va a actuar en la ceremonia inaugural de Donald Trump. Pregunta sin respuesta.

czknm4tucaap-ns

El presidente se ha limitado a decir que son amigos desde hace mucho tiempo y que han hablado “de la vida”. Sencillamente, no quería decir de que había tratado la pequeña entrevista, aunque viendo el éxito de Trump entre los músicos de su país, se puede pensar que podía haber sido un encuentro con miras a que West actúe en su toma de posesión el próximo 20 de enero.

Las reacciones de los fans a tal encuentro no se han hecho esperar y van de la crítica a, sobre todo, el más puro cachondeo (ver imagen superior).

Posteriormente, West ha dicho en Twitter que se reunieron para “discutir temas multiculturales”, incluyendo “bullying, apoyo a los profesores, la modernización de currículos y la violencia en Chicago”.

“Siento que es importante tener una línea directa de comunicación con nuestro futuro presidente si verdaderamente queremos cambiar”.