Este formidable tema de The National puede ganar un Oscar este año. Es una buena noticia.