Lady Gaga

La polémica actuación de en el festival SXSW, donde fue vomitada por una “vomit painter”, ha desencadenado una campaña en su contra de “parar de idealizar la bulimia”.

De momento la petición en contra de Gaga tiene ya casi 10.000 firmas, una campaña que además solicita a la cantante que finalice su colaboración con la “vomit painter” Millie Brown, compañera del delirante show de Gaga.

Además hace hincapié en que Gaga tuvo en algún momento del pasado problemas con la bulimia, y es cínico, en su opinión, que ahora se dedique a exaltar este tipo de trastornos alimenticios de origen psicológico:

“Este número fue claramente creado con la intención de ser provocador, de mal gusto y de crear un zumbido en los medios de comunicación en torno a Lady Gaga … Ella debería ser más sensible, después de haber sufrido de bulimia en el pasado.”

“Cientos de jóvenes mujeres mueren a causa de trastornos de la alimentación cada año, y muchos de los fans de Lady Gaga están en una edad en que las mujeres comienzan a desarrollar estos trastornos. Lady Gaga tiene que reconocer el daño que podía causar con este tipo de trucos.”

La petición se ha hecho realidad después de que Demi Lovato criticase la actuación de Gaga cuando vio como Millie se metía repetidamente los dedos en la boca para vomitar pintura.

“Triste … Cómo si no tuviéramos suficientes personas exaltar los trastornos alimenticios ya. Los jóvenes que están luchando para forjar sus identidades están seriamente influenciados por las cosas que ven a sus ídolos. En pocas palabras, no es “cool” o “artístico” en absoluto”, fueron las palabras de Lovato, otra afectada en el pasado por este tipo de enfermedades.

Parece que las cosas se están sacando un poco de quicio, Gaga no intentaba exaltar la bulimia, sólo trata de exaltarse a sí misma, disco tras disco, actuación tras actuación. Sacar tajada de este tipo de shows que dan mucho que hablar y no dejan indiferente a nadie. Y esta vez lo hizo a través de una performance asquerosa que no ha de tomarse en serio sino a risa. Un numerito extravagante más de una persona que sabe muy bien que el escándalo es dinero.