201600914nmaahcpressday05a1473894911

El Cadillac Roko  de los años 50 que se compró Chuck Berry ha pasado ser un objeto de museo, a celebrarlo incluso en Washington.