Wuizá fuer lo mejor de la noche de los Grammys. Un homenaje a Bob Marley con Bruno Mars y su Locked out of heaven, Sting y su Walkin on the Moon y Rihanna , uniendo con Could you be love de Marley.