ha sido condenado a pagar una multa de dos mil dólares y a cumplir 200 horas de servicios públicos por haber sido detenido en el Hard Rock de Las Vegas . Condena menor, porque Bruno Mars ha demostrado que ahora su “nariz está perfecta”