Bruno Mars ha sido acusado de apropiación cultural por adoptar estilos musicales afroamericanos, pero algunos músicos negros tratan de defenderle.

El alboroto comenzó el fin de semana con la publicación de un video en el cual un escritor y activista negro acusó a Mars de estafar el patrimonio cultural de los músicos negros. Hay que recordar que Bruno Mars es mitad filipino, un cuarto puertorriqueño y un cuarto judío 

“Bruno Mars al 100 por ciento es un apropiador cultural. No es negro en absoluto, y juega con su ambigüedad racial para cruzar géneros “, dijo Seren Sensei Aishitemasu , en  una  web que explora temas afroamericanos.

Y contnua su ataque:
“Lo que Bruno Mars hace es copiar un trabajo preexistente  de la música negra .Es como  un cantante de karaoke, un cantante de bodas, es la persona que contratas para hacer las parodias de Michael Jackson y Prince. Sin embargo, Bruno Mars tiene un álbum del año  de los Grammy y Prince nunca ganó un álbum del año”

Los comentarios provocaron un debate feroz en Twitter entre aquellos que estuvieron de acuerdo con Aishitemasu y otros que saltaron para defender a Mars.
Bruno Mars es un talento genuino puro y simple“, escribió el cantante de R & B Charlie Wilson, uno de los artistas al que había copiado Bruno Mars.


Ganar Grammys consume mucha envidia. La polémica está servida.