En el último número de Playboy, Bruno Mars se ha atrevido a volver a su Hawai natal y posar junto a algunas alegres conjitas, en un reportaje que habla de Sexo y música.