Un 7 de agosto de 2002, “The Rising” de llegaba al Nº1 de las listas españolas. Su primer disco en muchos años con la E. Street Band conseguía directamente el disco de oro. Un capítulo más de la historia de amor entre España y Springsteen.