springsteen-456-011912

descansa en San Sebastían, una ciudad que le gusta mucho, a la espera de su concierto en Gijón. Mientras tanto, ha confesado que grabó en un estudio de Sydney con , nuestro guitarrista favorito.

Bruce Springsteen reconoce que jamás durante una gira se ha puesto a grabar nuevos temas, pero no podía desperdiciar la oportunidad de trabajar con uno de los mejores guitarristas del mundo, como es Tom Morello, que cubría la ausencia de Steve Van Zandt, que lo tiene ya muy oído el “boss”. Asegura que las sesiones fueron emocionantes y hay grandes cosas grabadas.

Cuando acabe la gira seguirá con la grabación para ese nuevo álbum y no dudará en llamar a Tom Morello.

El cantante llegó ayer, acompañado por parte de su familia y equipo, al hotel Maria Cristina de  San Sebastián, una ciudad que ya le considera uno de sus turistas más ilustres.

Springsteen se dejó ver  en el exterior del hotel y accedió a fotografiarse con algunos de los fans que se encontraron con él.
Fue en el verano de 2008 cuando el “Boss” quedó atrapado por los encantos de la ciudad, en la que pasó unas breves vacaciones junto a su mujer, Patti Scialfa, y sus hijos, después de ofrecer un concierto en el estadio de Anoeta.

En aquella ocasión, Springsteen se mezcló entre los bañistas de la playa de la Zurriola, donde sus hijos aprovecharon para hacer surf.

Curiosamente, El 3 de junio del año pasado Bruce Springsteen volvió a San Sebastián para actuar ante 40.000 espectadores, pero en esta ocasión no se alojó en la ciudad, sino que eligió la localidad vascofrancesa de Biarritz.