berlin-190788-article-2cm

Un libro del periodista Erik Kirschbaum, titulado Rocking The Wall sugiere que fue decisivo para la caída del muro de Berlin.

El “Boss” pudo actuar en julio del 1988 más de un año antes de la caída definitivamente del muro, en el Radrennbahn Weißensee, en el Este de Berlín, en plena zona comunista.

Según algunos observadores, Springsteen llegó a concentrar hasta 125.000 personas. Pero, finalmente, desde luego fueron unos cien mil berlineses de la Alemania Oriental los que festejaron las actuación de Bruce, como algo más que un concierto de rock. Más bien pareció una gran ceremonia de la libertad.

Para el periodista Erik Kirschbaum fue decisivo un corto “speech”,  que decidió que el muro tenía que caer.

Bruce Springsteen dijo:”Es un placer estar aquí, en el Berlín Este. No estoy aquí para luchar contra ningún gobierno. Sólo he venido aquí para tocar rock and roll para tí y para que algún día caigan todas las barreras”.

Y, a continuación, Bruce y la E. Street band hizo una dramática versión de “Chimes of Freedom” de Bob Dylan, al estilo de como lo habían grabado los Byrds.

Este es el momento:

[youtube id=”9_hQit-3Vh0″ width=”630″ height=”350″]

Dieciséis meses después, caía el muro de Berlín. El libro está relatado de manera interesante, como si fuera una aventura, una historia de espías, de la auténtica “guerra fría”. El libro maneja documentos de la temida policía secreta de la Alemania comunista, la famosa Stasi.

Nos gusta el libro porque derrumba muchas teorías de que la música no es decisiva o que no influye socialmente en el mundo. El rock siempre ha sido el mejor alimento para la gente con hambre y lista para el cambio. O el gran cambio.