Algunos se empeñan en dividir la música según capas sociales o extracción de las personas que la hacen, pero Bruce Dickinson, cantante de Iron Maiden, no cree en esos tópicos. Es más, no está de acuerdo con la creencia popular de que el heavy metal sea un “género de la clase obrera”.

Durante una entrevista al cantante del periódico The Irish Times sobre su autobiografía recientemente publicada, ‘What Does This Button Do?´, Dickinson habló de lo que supuso par él asistir a Oundle, un prestigioso internado inglés.

El entrevistador entonces señaló que los internados son considerados en los Estados Unidos como algo muy de clase media, mientras que el heavy metal es considerado estereotípicamente como un género “working class”.

“No estoy muy seguro de eso. No estoy seguro de que puedas asignar ningún estilo de música a una clase en particular”.

“No soy de los que crean en la lucha de clases en la música”.

Imagen relacionada

No cree que el heavy sea patrimonio de la clase obrera, tampoco el punk. Para él son clichés:

“Uno puede imaginar que el punk era terriblemente obrero, pero en realidad estaba bastante lleno de gente guapa en muchas bandas. En la parte de arriba de muchas bandas de punk había un grupo de anarquistas de clase media o aristocráticos. También tuvo su parte justa de gente de la clase trabajadora”.

“La guerra de clases es una cosa que estoy extremadamente ansioso de evitar de cualquier forma porque es algo estúpido. Las personas son personas. De dónde vienen y sus antecedentes son muy variados. El dinero no debe estar de por medio en la música a menos que la gente lo quiera”.

Un Bruce Dickinson que estará actuando en nuestro país al frente de Iron Maiden en el recién estrenado estadio del Atlético de Madrid, Wanda Metropolitano, el 14 de julio del año que viene.