article-0-198C78BC000005DC-534_634x804

Es como si  Carey Mulligan, que está harta de tanto retraso por el estreno de El Gran Gastby, le echara la bronca a , su marido, caminando por las calles de Nueva York