LOS BRITS Y LOS GRAMMYS: LA DIFERENCIA

Tinie Tempah, el gran ganador de los Brit

Es inmensa la diferencia actual entre los y los Brit. Mientras, los “oscars” norteamericanos han batido todas las marcas de audiencia en los  últimos diez  años, al mezclar inteligentemente las nuevas con las viejas glorias, un gran record que ha salvado a la industria norteamericana; los “oscars” ingleses no llegaban ni a los cinco millones de audiencia en la ITV, el peor dato en los últimos cinco años.

¿Mi impresión?. Es que los Brit están absolutamente dominados por las compañías discográficas. No se mueve ni un premio si no se hace un justo reparto entre las compañías. Mientras, en los Grammys sólo votan los que han ganado un grammy o los miembros fijos de la Academia. Hay cierta coherencia, si es que los premios han tenido jamás coherencia.

Los Brit no pueden tener una audiencia fiel y entretenida, siendo el triunfador de la noche, el rapero de Londres Tinie Tempah, como máxime exponente de la calidad actual de la música inglesa. Ni tampoco parece inteligente darle el premio como mejor grupo a Take That. Es absurdo.

Los Brit no representan ni mucho menos a lo que ocurre en el mundo de la música actual británica, con grandes nuevas maravillas como White Lies o British Sea Power, por poner tan sólo ejemplos recientes.

Otra señal es que muchos críticos, que aborrecen el “mainstream”, empiezan a cuestionar a Arcade Fire. ¿Cual es el pecado del grupo norteamericano?. Haber ganado en los Grammys y en los Bitt. Que bajo han caido para todos los snobistas.

Estamos en un mundo de acomplejados, que tiene miedo al éxito, como si este fuera malo, como pecado original.

Uno de los mejores momentos de la gala, Adele, cantando ‘Someone like you’.