Los Killers, definitivamente, salieron al escenario del Manchester Arena, pero a la cuarta canción, Brandon Flowers, dijo:

” Lo siento, no me había pasado esto jamás en mi vida, pero tenemos que parar. No, no puedo cantar. No sé que deciros. Perdonarme. Sé que es frustrante para vosotros. Pero prometo que volveremos”.

Se había especulado con todo tipo situaciones. Pero lo cierto es que Brandon Flowers sólo tenía unos graves problemas con la garganta, quizá con la complicación de una infección de anginas.

Hoy repetían el concierto en Manchester, pero se ha suspendido. De momento, los dos conciertos en el O2 de Londres siguen adelante para este viernes y sábado. Pero pudiera pasar de todo.

Un portavoz del Manchester Arena asegura que hasta el año próximo los Killers no podrán hacer los dos conciertos pendientes por  culpa de la garganta de Flowers.