No soy muy partidario de hacer crónicas constantemente de los artistas que actuan en nuestro país. Porque a veces son noticia y, en otras, no.

Creo que en el caso de si se convierte su paso por Razzmatazz y La Riviera como punto de referencia, de reflexión sobre la posibilidad de saber si existe vida para Brandon lejos de los Killers.

Parece que sí. Me quedé sorprendido como Brandon, subido en uno de los bloques de sonido del escenario dominaba a la masa y la subyugaba con el impresionante ‘Playing with fire', un himno y, sensiblemente, el mejor tema cualitativamente de su sobresaliente “opera prima” Flamingo.

En ese momento, pensé que no era el cantante de los Killers el que estaban viendo, sino realmente a la estrella como cantante Brandon Flowers. No me ha pasado esa sensación ni de lejos con , en las dos ocasiones que le he visto sin los Stones y cantando con un grupo ajeno a los Stones. Siempre veía a al cantante de los Stones. En este caso, no veía al cantante de los Killers. Y eso es difícil, sólo reservado a monstruos sagrados como Peter Gabriel, Sting y unos pocos más.

Daba un poco igual que el grupo ni sobana ni tocara muy allá. Era él, el embrujo de su voz y algo más. Por supuesto que es un cantante de atracción sexual, pero no conozco a nadie como estrella que no logre una complicidad sexual con la audiencia. Lo digo, porque muchos dicen que es un tío guapo y que por eso van a verle. Eso es estúpido. Es la magia de su voz, más el atractivo y sus canciones que son “cantabilis” y no desechos de vanguardia estúpida.

El concierto no duró más que una hora y un poco más. Todavía no tiene temas suficientes. Es inteligente cuando canta y enfervoriza a la audiencia, a la segunda canción del repertorio, con su ‘Crossfire'. Y los dos temas de los Killers llegan en los momentos adecuados. En cuanto a su versión de ‘Del Shannon' de la poderosa ‘Bette Davies Eyes', que cantaba  Kim Carnes, no es precisamente una espectacular versión, pero cumple su cometido.

Finalmente, después de que en el concierto de la sala Razzmatazz no lo pasara nada bien por el parón de quince minutos, a consecuencia de un problema técnico, en Madrid salió eufórico. Se hizo pasar y sentirse por un “español” más.

Esto es lo que cantó:

On the Floor
Crossfire
Magdalena
Bette Davis Eyes (Cover de Kim Carnes)
Jilted Lovers & Broken Hearts
Right Behind You
Was It Something I Said?
Hard Enough
Losing Touch (Cover de )
Swallow It
Only the Young
Playing With Fire
The Clock Was Tickin’
When You Were Young (Cover de The Killers)

Abajo, ‘Playing with fire', en La Riviera de Madrid.