Cuando Bono le puso sus gafas al Papa, Juan Pablo II

El Papa Benedicto XVI -que difícil recordar el número de Benedicto que hace- quiere recuperar una vieja tradición vaticana de que los artistas estén cerca del Pontificado. La diócesis Vaticana ha mandado cientos y cientos de invitaciones a personalidades del mundo de las artes. Muy pocos han dicho sí a la llamada del Papa.

Sólo han confirmado su aparición en el mes de noviembre, en la Capilla Sixtina, donde se va a celebrar el evento y el encuentro con el Papa, Ennio Morricone, el director de teatro Bob Wilson y el mismísimo Bono.

Como buen católico irlandés, practicante o no, siempre le ha llamado la atención la figura del Papa. Sólo hay que recordar cuando le puso las gafas a Juan Pablo II, en una audiencia imprevista.

Pero esos eran otros tiempos. El actual Papa se le han escapado casi todas las ovejas, pero con el sí de Bono al Vaticano le ha dado un ataque de alegría. Ya sabemos todos que la Biblia está más que presente en muchísimas de las letras de Bono en .

Por cierto, extrañas declaraciones del cantante de U2, en una emisora de Toronto, donde ha dicho que ni mucho menos están desestimadas esas diez canciones que grabaron con Rick Rubin de productor. ¿Será verdad?.
‘Until the end of the world', el otro día, en Toronto.
[ad#adsense-468×60]