Bon Jovi necesitó más que medicina y oraciones el  pasado miércoles por la noche, cuando acortó su concierto en Pittsburgh por un fuerte dolor de garganta de su cantante.

le dijo al público en el PPG Paints Arena que estaba resfriado desde el sábado,  pero que trataría de seguir adelante.

Y comentó a la audiencia :

“Este es el día en que necesito a un cantante de karaoke. ¿Cuál de ustedes está en una banda de bar y se sabe bien la letra de las canciones de Bon Jovi?”

Cantó “Bad Medicine” y terminó 90 minutos después de iniciado el concierto, una hora ante de lo previsto, con “Livin' on a Prayer”.

La banda ha suspendido la gira, incluido el importante concierto de esta noche  , en el Madison Square Garden de Nueva York.