Lily Allen (27 años), con su marido Sam Cooper, poco después de la boda en la iglesia de St. James.