BOB MARLEY Y LOS CRUSTÁCEOS CONTRA BABILONIA

El añorado cantante jamaicano ha entrado en el “selecto” club de celebridades con especie animal homónima. No es broma, una nueva especie de crustáceo ha pasado a llevar su nombre.

Con anterioridad fueron y los elegidos para denominar a otras subespecies de crustáceos. Un nuevo tipo de liquen lleva el nombre de Obama. Presley le ha dado nombre a una avispa.

Gnathia Marleyi, nombre del animalito, es un crustáceo parásito que se alimenta de la sangre de los peces que llenan a miles los arrecifes de coral del Caribe. Parece ser que solo lo hacen durante dos o tres semanas hasta que se convierten en adultos. Entonces ya no necesitan comer.

La “culpa” hay que atribuírsela a Pablo Sikkel, biólogo de la Universidad  Estatal de Arkansas, que idolatra la música de . Sikkel quiso bautizar así al crustáceo porque en su opinión se trata de “una verdadera maravilla natural, como Marley, cuya música admiro. Además esta especie es tan exclusiva del caribe como Marley”.

Quizá podríamos establecer un paralelismo entre el parásito y los peces, y Bob Marley y esa Babilonia corrupta a la que el cantante jamaicano tanto criticaba en sus canciones.

Parece ser que Beyoncé y el actor Stephen Colbert también  han “donado” sus nombres para denominar a otros animales. En este caso, a insectos de reciente descubrimiento.

Ahora habrá que ver si alguien es capaz de encontrar una especie lo suficientemente rara para ponerle el nombre de Jimi Hendrix. Tendría que ser una especie extraterrestre me temo.