Tras China y Vietnam, Bob Dylan ha cumplido su deseo de tocar en Israel.