Tal día como hoy hace 35 años, elcampeón de boxeo de peso pesado de 1964 , Cassius Clay (más tarde Muhammad Ali) llega al número 102 en los Estados Unidos con su versión de “ Stand By Me “.

Ahora, en el recuerdo de muchos quedan las palabras sentidas y emocionantes que dedicó Bob Dylan a Johnny Cash cuando falleció en 2003. Sin duda, la mejor dedicatoria que pudo nadie hacer al “hombre de negro”

Y ahora ha hecho lo propio en su website con Muhammed Ali. No se ha extendido tanto como con Cash, pero ha escrito unas magníficas, y verdaderas, palabras ensalzando su figura:

“Si la medida de la grandeza sirve para alegrar el corazón de cada ser humano sobre la faz de la tierra, hay que decir que realmente él era el más grande. En todos los sentidos era el más valiente, el más amable y el más excelente de los hombres”.

El propio Bob ha recordado que él fue boxeador de adolescente. Y ya en en 1964, Bob Dylan citó a Ali (todavía Cassius Clay) en su canción de 1964, “I Shall Be Free No 10”. En el tema, Bob cantó la frase humorística: “I was shadowboxing earlier in the day/I figured I was ready for Cassius Clay”, después de que Clay derrotara a Sonny Liston para convertirse por primera vez en campeón del mundo de los pesos pesados.

En 1975, Muhammad Ali hizo acto de presencia en el escenario en un concierto de Dylan en Nueva York, poco después de que este publicase “Hurricane”, gran canción, y protesta de Dylan contra la injusticia cometida contra el boxeador Rubin “Hurricane” Carter condenado por un triple asesinato que no cometió.

BOB DYLAN : EL  SENTIDO TRIBUTO A MUHAMMAD ALI

Ali telefoneó a la cárcel a Carter desde el escenario durante el espectáculo. Un evento solidario en el que Ali y Dylan fueron acompañados por la esposa y la hija de Carter. Hurricane fue puesto en libertad en 1985 tras cumplir 19 años de condena.

En la foto de arriba se les puede ver como lo que eran, un judío y un musulmán amigos que se admiraban y respetaban.

Dylan también fue a la pelea de Ali con Joe Frazier en Nueva York en 1971, que resultó ser la primera derrota de Ali y Frazier se proclamó campeón.