Es increíble, engañoso y un dudoso mensaje publicitario que los organizadores del Festival de Jazz de San Sebastian hayan dado la noticia a la prensa de que Bob Dylan dará un concierto benéfico,gratis la entrada, por contribuir a la paz en Euskadi.

En primer lugar, Dylan cobra sus emonumentos habituales- cien mil euros- y no tiene ni puñetera idea si es un concierto por la paz o por cualquier otro motivo. Dylan no sabe ni lo que es ETA.

Dos diías, Dylan actuará en el País Vasco francés y tampoco sabe la razón.

Hace años que Dylan está en una gira permanente ,que el mismo llama “no ending tour”.