Bob Dylan ha grabado un álbum muy largo para los “standards”, donde no se pasa más de 40 minutos.

Y, sin embargo, sólo tiene diez canciones. Una es la famosa canción sobre el Titanic, que puede que se llame ‘Ship of Fools', pero no hay nada seguro. Y, que, efectivamente, dura catorce minutos, pero hay otra que dura nueve minutos.

Bob Dylan ha estado haciendo la digestión, larga, con el álbum, porque acabó de grabarlo a finales del mes de febrero.

Las mezclas se hicieron en marzo y, enseguida, inició su larga gira por Sudamerica. Todo se hizo en el estudio que tiene Jackson Browne, en Santa Mónica, en la calle Colorado y que se llama Groove Masters. Le gusta a Dylan el lugar, porque le pilla a menos de media hora de su casa en Malibu.

Se sabe que durante los recordings, David Hidalgo de Los Lobos no sólo grabó acordeón y guitarra. También Dylan le hizo tocar tres instrumentos mejicanos. Se dice que Dylan se ha inclinado por arreglos muy mejicanos como en los tiempos de Pat Garret and the Billy the Kid.

El pasado 14 de mayo, los directores de muchas revistas musicales pudieron escuchar las diez canciones del álbum.

Ni Sony New York ni Sony Londres tienen el arte final de la portada ni como se llama el álbum. Sí se sabe que saldrá a finales del mes de septiembre. Justo a tiempo para que puede ser nominado para los Grammys