Phil OCHS

Una noche de  primavera, en el Village neoyorkino, en 1965, en los gloriosos y espléndidos años de la contracultura norteamericana, se hartó de la conversación y le increpó a , que se dejara de estupideces, porque:

”tu no eres un compositor; tú sólo eres un puto reportero, un periodista de tercera”

y se marchó del club. Desde ese momento, Dylan se convirtió en su enemigo. Phil era el más crítico y radical de los canta-autores de la peque revolución folkie del Greenwich Village. Cantaba mejor que Bob, era más incisivo, pero no tenía su carisma.

Phil Ochs acababa de publicar su sorprendente y político primer album, en el sello Elektra, titulado All the news that´s fit to sing , un guiño irónico a la frase de cabecera del New York Times. Dylan se aprovechó del nombre del album para atacarle , proteger su reinado y  su amante , Joan Baez, porque Phil coqueteaba excesivamente con ella e incluso le había escrito una canción en aquella línea de canciones con un toque político abstracto de la época, llamada There But for fortune , que Joan Baez logró hacerla un éxito.

Phil Ochs siempre fue un enorme admirador de Dylan . Nunca dejó de serlo. Su hermano Michael siempre ha dicho que Phil tomó la decisión de ahorcarse en abril de  1976 , al enterarse que Bob había decidido no incluirle en la Rolling Thunder Revue de aquel año , en la que se suponía que estaban casi todos los fantasmas de la escena folk de la primera mitad de los años sesenta en el Village.

De todas formas, Phil Ochs era un juguete roto en el momento de su suicidio. Meses antes había sufrido en Angola- invitado por el gobierno cubano- una infección en su garganta ,  que le dejó impedido para volver a cantar en su vida. Se refugió en casa de su hermana Sonny , en Rockaway y se ahorcó. Tenía 35 años.

Siempre he admirado la intención, la calidad de la letra, de la melodía, de la que fue su mejor canción, ‘I ain´t marchin anymore'. Pero hay otras canciones de Ochs para la historia. ‘War is over', frase que utilizó John Lennon en Happy Christmas. La irónica, ‘Love me, I´m a liberal' o la que más nos atañe, ‘Spanish civil war song', en la que hace un paralelismo entre Franco y Hitler.

Como todos los grandes personajes del siglo XX, Phil Ochs era una perfecta contradicción. Le Gustaba Kennedy, pero admiraba a John Wayne. Era un fiel seguidor de el Che, pero amaba a Fidel Castro.

Radical, revolucionario, el FBI tenía 450 páginas en un informe en que le inculpaba como activista de extrema izquierda. Con esa obstinación por la izquierda más radical , pudo ser asesinado, pero, al final, Phil se mató a sí mismo.

El reportero de Dylan tuvo un gran homenaje en el Carnegie Hall. Los hermanos de Phil, Michael y Sonny, invitaron a Dylan, pero este ni se presentó ni se excusó.