No pudo ir a Estocolmo , pero sí que cantó el “nuevo crooner” Bob Dylan, en homenaje a Tony Bennett , en un concierto para celebrar los 90 años de Tony.