BOB DYLAN Y SU «BLACK MAGIC BUS»

Bob-Dylan-en-Madrid-6-julio-2015

El extraño viaje de “never ending tour”.  no sale de su “magic black bus”, le hacen sus propia comida y no quiere saludar a nadie.

“¿Una foto con él?”. Ni se me ocurre pedirlo. Ni me he podido acercarme . El único trato es con su “tour manager”, que nos hace todo tipo de preguntas, dirigidas por Dylan.

Eso es lo que me dice uno de los entusiastas promotores cordobeses de Riff, que han sido los mensajeros de cumplimentar la más larga gira de en España.

A continuación me enseña la acreditación más importante del concierto,la que te permite incluso el acceso al escenario. No pone tour ni zarandajas. Sólo “stage access” y una imagen “burlesque” de un chica pintada en pleno desarrollo de su “strip-tease” en los años cuarenta. Una de las últimas iconografías del viejo Dylan, a propósito de sus videos con “Shadows in the night” , el disco más sancionado y golpeado por la crítica norteamericana y, posiblemente tan mediocre como su “Selfportrait” . Es terrible cuando a Dylan se le mete en la cabeza hacer versiones. Su voz de anciano se desmarca incluso de sus fans.La capa de su garganta comienza a perder colágeno y ácido hialurónico, así que las cuerdas vocales se “caen”, al igual que lo hace la piel.

bob-dylan-2015

UN DIOS COLERICO

Como un padre disgustado con sus hijos o un furioso dios Zeus , el trato es hierático con su horda de fans y seguidores. Ahora sólo le interesa ser un coleccionista de efemérides culturales, buscador de viejos textos y frases o un ávido con esa idiosincrasia de ser estudiante del pasado.

Desde que casi se reúne con Elvis en el cielo, en junio del año 1997, por culpa de una histoplasmosis, que le atacó directamente su corazón de 56 años , ha seguido una rígida dieta alimentaria , que no le deja pesar más de 65 años. siempre ha comido poco, pero ahora viaja con su propio “chef” , a lo largo de toda la gira. Parece ser que en Madrid comió un maravilloso sushi preparado por su “chef” escandinavo. No bebe , no fuma y siempre se hidrata mucho en el escenario. Ha dejado de tocar la guitarra en sus conciertos. Las mala lenguas dicen que su médico personal le ha obligado a tocar el piano , para estar menos tiempo de pie en el escenario . Otra lenguas más viperinas dice que Dylan sufre el inicio de un “parkinson” leve.

Siempre me ha maravillado su memoria para recordar sus largas letanías de sus letras. Pero para este gira europea está repitiendo cada noche que sube al escenario las mismas canciones. Así las recuerda mejor y no se equivoca. Tiene una memoria prodigiosa. Pero ya no es el Dylan que le gustaba cambiar de “set list” cada día para marear a sus pegajosos fans. En Barcelona, Zaragoza y Madrid repitió canción a canción el mismo listado de canciones, donde inopinadamente ya no están “Like a rolling stone” ni su admirada “All along of watchtower”. Esta última era siempre inevitable.

fotonoticia_20150328104135_800
EL “BUS NEGRO”

Hace tres años vimos su famosos “black magic bus” aparcado cerca del Guggenheim . Por supuesto, estaba aparcado en el palacio de Deportes madrileño. Es su casa, su restaurante , su estudio de pintura y a él no tienen acceso ni sus propios músicos, que están contratados a base de cláusulas de conficialidad..
Es su “hotel móvil” Siempre está protegido por dos “guardaespaldas” al menos . Y pobre del músico que es llamado al “bus negro” . Hay bronca con casi toda seguiridad. Me contó el propio Charlie Sexton, su gran guitarrista, que una vez de salió del “bus negro” y que no volvió a ser de la banda de Dylan hasta tres años después.

Muscian Bob Dylan is seen before receiveing the Presidential Medal of Freedom from US President Barack Obama during a ceremony on May 29, 2012 in the East Room of the White House in Washington. The award is the country's highest civilian honor.    AFP PHOTO/Mandel NGAN        (Photo credit should read MANDEL NGAN/AFP/GettyImages)

Dylan tiene un toque esquizofrénico acerca de los horarios. Por la mañana siempre le toca bicicleta , siempre que no pueda jugar al golf. Desde su problema con el corazón práctica el golf. Incluso se compró hace cinco años una mansión en Escocia, no muy lejos de St. Andrews. No tiene el ejemplar par de Alice Copper, pero no juega mal del todo.

Antes de salir al escenario de Madrid, había protestado del horario de su concierto en Córdoba de pasado mañana. Dylan exigía tocar a las nueve y media de la noche, como en Barcelona, Zaragoza, Madrid y Granada. Pero cuando le enseñaron la temperatura de Cordoba, que llegaba a los 46 grados, ya no protestó más. Tocará a las once de la noche. El “chef” tendría que cambiar los horarios de sus comidas.

Obten todas las actualizaciones en tiempo real directamente en tu móvil.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.