BLUR: ENTRE LA ESPADA Y LA PARED

Se llevan mejor que nunca, pero los componentes del grupo británico están pensando sobre su futuro como grupo y no lo tienen muy claro.

Por de pronto están centrados en su concierto del próximo domingo. La clausura de los Juegos Olímpicos, esa es ahora su prioridad.

El bajista ha dicho que si ese concierto no sale lo bien que esperan, podría no haber más .

No quiere repetirse, y que el concierto se igual a los que ofrecieron en su regreso hace 3 años:

“No quiero que sea sólo una repetición de 2009, que fueron los mejores shows que hemos hecho y nos pareció que serían difíciles de superar. Creo que si no hubiera sido por el gatillo de la cosa olímpica… Eso fue algo a lo que no podíamos decir no. ”

Por otro lado ha dejado claro que solo tienen dos canciones nuevas, y que, por tanto, huelga hablar de nuevo elepé en mucho tiempo.

The Westway’, en la línea clásica lenta de ellos, y la divertida ‘The Puritan’, fueron estrenadas a finales de junio y han tenido una buena acogida, pero tan solo son dos pinceladas de lo que podría ser un nuevo disco de Blur. Dos canciones agradables, que tampoco aportan nada muy especial a lo escuchado en sus viejos elepés.

El trecho hasta un elepé sería largo. Coxon, además ha dicho que las relaciones personales del grupo han mejorado mucho por la falta de presión a la que antes se veían sometidos. Se ven de vez en cuando, y es entonces cuando graban algo y salen las cosas. Pero con ese ritmo, sin meterse algo de apuro, lo más fácil es que tardaran 3 años en hacer un disco nuevo.

“Blur son la continuación de mi familia. Tenemos altos y bajos, al igual que les pasa a los hermanos, pero es genial que tengamos esa conexión, y siempre estemos unos para otros. Nuestra relación parece más relajada estos días. Cuanto menos presión tenemos para hacer algo, mejor estamos “, ha dicho el guitarrista de Blur.

Saben que su trabajo ya está hecho, y no parece que vaya a haber mucha continuidad en Blur. Quizá alguna esporádica reunión cuando les apetezca a y Graham Coxon, o cuando se aburran de sus proyectos en solitario.