Hace justo treinta y tres años, Blondie alcanzaban el numero uno mundial con el clásico de reggae de John Holt, The Tide is high.