BLOCK PARTY Y EL PULPO DE LA NUEVA GLORIA

Portada del cuarto album de Bloc Party, que con toda originalidad se llama «Four»

Es increíble el interés que despierta Bloc Party. Es como si los ingleses quisieran conservar el espíritu del «brit pop» , que según ellos tanta gloria dió, aunque pasan los años y esa gloria se queda como algo más ligero o pasajero.

Es increíble también  el cantante negro de Bloc Party, el curioso Kele Okerele , de padres nigerianos, pero nacido en Londres . Es difícil de explicar como está obsesionado con la voz , la manera de cantar y casi de componer de Damon Albarn.

De hecho, Octopus, que es el primer single, el tema estrella del cuarto album de Bloc Party, que con toda originalidad han llamado «Four» , es un remedo de Blur. Parece una canción de Blur , lanzada hace veinte años. Como si el tiempo se hubiera detenido.

Ya no suenan Bloc Party tan sonido «indie de mierda» que decía Liam Gallagher . Ya no quieren ser los Strokes de Liverpool por lo menos. Quieren ser algo más. La fundación del «neobritpop»

Abajo, el «nuevo tema de Blur», en fín, de Bloc Party.