Desde que la CBS le apretó las tuercas a la Academia de la Música americana, porque de otra forma iba a dejar de emitir en directo la ceremonia los Grammys, los académicos tratan de mezclar inteligentemente los artistas muy populares, con los artistas que son nuevos y grandes en el panorama.

La academia anunció ayer que y The Black Keys van a actuar en directo en la ceremonia, el próximo sábado 10 de febrero , en el Staples Center del downtown de Los Angeles. Se podrá ver varios canales de satélite.

Las dos grandes bazas comerciales también han dado su aprobacón: Rihanna y Taylor Swfit. Por lo tanto ya tienen un elenco inicial interesante para poder trajinar la publicidad.

La Academia está tratando  de lograr también el si de Bon Jovi, que lanza nuevos disco y quiere hacerle un tributo a David Bowie. Algo especial. Más la música de James Bond, por los 50 años. Ese sería el motivo para que Adele pudiera cantar también en la ceremonia.