, que ya tiene 56 años, no pierde su gran vicio, que son las motos. Este fín de semana volvió a competir. Aquí se le ve con su novia londinense antes de coger la moto, en el sol de Malibu.