ha vuelto a escandalizar  a sus seguidores, porque le ha dicho al periodista Carson Daly, en la televisión, que ha querido suicidarse hasta en siete ocasiones y que incluso  ha imaginado su propia funeral.

Pero no es la primera vez que el líder de reconoce que se ha querido suicidar. Cuando lanzó “Siamese Dream”, gran album de 1993, ya empezó a hablar de que quería quitarse la vida, que sus tendencias eran muy fuertes, pero que sólo su confianza en Dios le tenía todavía vivo y perseverante.

Muchos psicólogos han tratado de meterse en la mente de Billy Corgan, un personaje digno de estudio. Muchos de ellos le acusan de alta “Transphobia “, un odio casi visceral , histérico, en contra de los transexuales.

Incluso a una técnico que habló mal de los homosexuales le llamó cerda, asquerosa y algunos mensajes bastante peligrosos de entender. La técnico se dedica a los pedales de efectos de las guitarras y se ha transformado en mujer, tras una operación.

Sin embargo, Corgan se ha enamorado de los transvestidos. Los miembros de Smashing Pumpkins le pagaron a uno en una ocasión para pasar la noche con Billy y Billy hizo una versión de Landslide de Stevie Nicks, porque a muchos transvestidos , Stevie Nicks es su icono.

La propia Courtney Love , en su locura perpetua, siempre dijo que Billy estaba loco por acostarse con Kurt Cobain y a ella nunca le hizo caso.

¿Por qué odia tanto Corgan a  los hetereosexuales?. Pero más que a ellos, el odio es hacia los anti-gays. Su manía es cerril.

Billy Corgan,desde que empezó en la música,  padece de grandes depresiones, con inclinaciones al suicidio. Máxime si el álbum “Oceania” –estupendo album– no ha funcionado bien comercialmente.