cree firmemente que “Oceania”, el nuevo disco de que será editado a primeros del año que viene , es lo mejor que ha hecho en los últimos quince años. Su mejor creación, en concreto, desde “Mellon Collie and the Infinite Sadness” (1995).

Y no solo eso, sino que además piensa que el disco es un paso adelante en el estilo del grupo. Una calabaza nueva. Algo más arriesgado.

También ha destacado que todo aquel que lo ha escuchado ha pensado lo mismo, que es un gran disco. Tal unanimidad, entre sus inmediatos allegados, no existía desde los tiempos del LP antes citado.

“Hacía mucho tiempo desde que 50 personas que escuchan un disco tuyo, dicen todas: “este es un gran disco”. No lo había oido desde “Mellon Collie”, cuando 50 personas lo dijeron”, afirma Corgan.

“Eso fue hace un montón de tiempo. Median 15, 16 años entre ese sentimiento y “OK, aquí tenéis otro”.

En comparación, por ejemplo, con “Zeitgeist”, su anterior álbum de 2007, Corgan piensa que es la primera vez que ha logrado escapar de la “vieja banda”. Eso no quiere decir que se arrepienta de su anterior estilo o reniegue de él, pero afirma haber volado más libre en esta ocasión.

Corgan ya lo adelantó el pasado mes de septiembre, cuando dijo que el nuevo disco de las calabazas iba a ser un “momento de ruptura”. Lo que no se entiende muy bien, es por qué Billy Corgan dice que el grupo daría un paso atrás y reevaluaría su situación si el disco no es un éxito si tan seguro está de su calidad. Si ha dado con un elixir de originalidad ¿por qué cambiar? ¿para vender más?