beyonce_super_bowl_756_500_05

Los críticos americanos dicen que borró su mal fario con Obama, con su sorprendente y agresiva actuación en el intermedio de la Superbowl.

Y cantó en directo. Siempre. Pero la música estaba pregrabada y con un sonido un tanto cutre. Demasiada comprensión para que pareciera que sonaba más fuerte.

Uno no cree que fuera para tanto. Pero, en fin  ella se mostró muy segura de sí misma. Eso aparentaba Apareció como diosa, hasta subirse en la cúpula, como una leona para hacer una corta versión de ‘Love on top’. Hasta que llegaron los metales y la locura de la coreografía de ‘Crazy in Love’.

Mucho cuero negro y perversión.

Luego, supo vender muy bien visualmente sus dos temas posteriores, ‘End of time’ y ‘Baby Boy’. La verdad es que el espectáculo es cada día más preparado para la televisión y menos para la gente que está en la final.

Como dos apariciones increíbles,e aparecieron sus dos compañeras de Destiny´Child. En fuego, con mucho fuego, su Nuclear y un pequeño remiedndo con Bootycilicious y su famoso Independent women.

El clímax final lo logró con su mejor tema, ‘Single ladies’ y la cantidad de mujeres en el escenario para celebrar la reunión con Destiny´s Child.

Acabó con una discreta aportación de la balada ‘Halo’.

Por supuesto, Beyonce aprovechó la Superbowl para  anunciar su próxima gira. Lo mismo, lo mismo que Madonna había hecho un año antes.

Alicia Keys estuvo bien con el himno y a Jennifer Hudson no la aguanto.

No estuvo mal, pero tampoco fue lo mejor de un intermedio en la Superbowl.