Sam Smith disfruta de unos días en Australia, con su novio, del que no se separa nunca.