Poco antes de actuar en 1968, cuando faltaba mucho para que creara siquiera Aladdin Sane . A Bowie siempre le gustaba el maquillaje de los mimos, desde que conoció a Lindsay Kemp

No podemos saber que piensa de la música de ahora, ahora mismo. Cierto que siempre ha estado interesado en cualquier novedad, en cualquier movimiento de vanguardia. pero mucho me temo que ahora no está en ese punto.

Ni le interesa hacer nueva música ni parece que le guste algo especialmente. Lo último por lo que mostró interés fue por Arcade Fire. Incluso cantó con ellos la excelente Wake up. En ese momento, Arcade Fire subieron en el escalafón.

La dirección  de Bowie, con  su vida  actual tan metódica,  que es la que ejercita, tiene el rumbo del arte. Cuida mucho ese territorio. Se atreve a exponer  cuadros que posee, incluidos los de Basquiat.

Ahora, Bowie es el padrino de una exposción de fotografías maravillosa. Todo el que pueda ir a Londres le recomiendo la exposición llamada Any Day Now , The London Years David Bowie (1947-1974) , en la galería Proud Camden, siempre dispuesta o abierta al pop. La exposición estará abierta hasta el 5 de diciembre.

A falta de verle actualmente, podemos recrearnos en formidables fotografías en blanco y negro de artistas como Terry O’Neill, Ray Stevenson, Geoff MacCormack, David Bebbington, Jak Kilby and Bob Solly, entre otros. Las fotos parece que están seleccionadas por el propio Bowie.

Son fotos desde que nació, en el sur de Londres, en el barrio de Brixton, hasta que abandonó Inglaterra con el album Diamond Dogs , donde estaba su aventura “orwelliana” con su tema 1984.

En su página recomienda una “opera” que han hecho en Nueva Zelanda,  con sus canciones. El musical se llama Rock and roll suicide, como la canción de Ziggy.

Por otra parte, todavía esperamos a que pase algo , tras aquellas enigmáticas palabras de su esposa Iman , en las que decía que David estaba preparando algo grande para todos nosotros. Algo que no ha sucedido y me temo que no va a suceder.

Abajo, una versión de su 1984 , en un programa de televisión , en su mejor época del “thin white duke”.