La foto es de un cartel australiano, anunciando el concierto del pasado 14 de noviembre en Sydney. Un concierto que ha sido revelador, según reconoce Beck .

Se ha dado cuenta, por tanto, que necesita volver a hacer discos como antes, como el asombroso “Odelay”. Por tanto, anuncia la publicación en CD, vinilo y iTunes de un nuevo disco que está terminando.

En realidad, es un remedo de canciones que había compuesto y grabado en hace cuatro años, pero que no había terminado o perdió interés en ellas.

Puede que Beck esté muy nervioso por el lanzamiento de su “Song Reader”, el experimento de presentar y tratar de vender sus nuevas canciones, a través de partituras, como en los comienzos del siglo XX, hasta el disco de vinilo acabó con la “sheet music”.

El lanzamiento en papel de “Song Reader” será el próximo 11 de noviembre. Podéis leer un ensayo que ha escrito sobre las partituras en su propia página y que escribió para el The New Yorker.