Los Beach Boys arrasaron en su concierto del pasado sábado en el Hollywood Bowl, que es el lugar que se ha puesto de moda, otra vez, como emblemático de la ciudad de Los Angeles.

Desde que iniciaron los Beach Boys su gira de los cincuenta años , hay cosas curiosas. Por ejemplo,el gran temazo ‘All this is that', que estaba en el álbum oscuro “Carl and the Passions”, es un tema que lo tocan en todos los conciertos.

Lo mismo ocurre con la intrigante ‘Don´t back down' del álbum “All summer long”, que data del año 1964. ‘This whole world' no la tocan siempre, pero casi. Es una de las favoritas de Mike Love del álbum “Sunflower”.

Alice Cooper estaba en primer fila, porque es un loco de los Beach Boys y, sobre todo, de ‘In my room', que en muy pocos conciertos la suelen tocar.

Entre el público, también estaba la ex- de Ben Gibbard , Zoey Deschanel, que es una fan asumida de Pet Sounds y de la formidable ‘Wouldn´t be nice'.

Los bueno o lo malo de Beach Boys es que ellos siempre han creado música de los Beach Boys, de California, casi nunca de la profunda América, que tampoco les ha contagiado.

Sin embargo, tocan muchas veces ‘Cottonfields', el tema de “Lead Belly”, pero al estilo de Credence Clearwater revival.

Pero todo el mundo sugiere que la mejor versión que hacen en directo es la autentica obra maestra que es ‘Surf´s Up', el gran pasado de la juventud a la madurez de Brian Wilson. Un tema majestuoso.

Uno sabe que hay muchos fans que no se perderán el concierto del día 21 de julio en Avila o el del día 23, en Barcelona. Imprescindible.