El pop de los Beach Boys ya era lo suficientemente clásico, pero quizá ahora lo pase a ser un poco más con el giro que la Royal Philharmonic Orchestra británica le ha dado a su música. Tanto Brian Wilson como el resto de la mítica banda californiana están encantados con el resultado.

La orquesta ha grabado arreglos par 17 de los éxitos más conocidos de Beach Boys, incluyendo “Good Vibrations”, “California Girls” y “Fun, Fun, Fun”, y los han unido a las voces de las canciones originales en el nuevo álbum “The Beach Boys with the Royal Philharmonic Orchestra”.

Se trata de la primera colaboración entre la influyente banda y una orquesta completa. El álbum fue grabado en los estudios Abbey Road de Londres con la bendición de los cuatro miembros restantes de Beach Boys y fue lanzado el viernes pasado en CD y digital.

El cantante de Beach Boys, Bruce Johnston, ha manifestado que el álbum es para él “como un regalo del cielo”.

“Lo bonito es que ellos (los productores Don Reedman y Nick Patrick) hicieron todo el trabajo. Nosotros ya lo habíamos hecho hace años porque contiene nuestras interpretaciones originales”.

En cuanto a Brian Wilson, se mostraba muy escéptico sobre ese maridaje de surf pop y orquesta sinfónica hasta que escuchó el producto final. Ha agradecido a la Royal Philharmonic Orchestra por hacer de su colaboración con Beach Boys “una buena experiencia auditiva”.

“Es alegre. Puedo sentir el amor en la orquesta”.

El productor Nick Patrick ha sido más técnico y especifica:

“Cuando profundizas en los arreglos, son extraordinarios, frescos, nuevos, complejos, hermosos y construidos de una forma completamente original”.