Tras quince años con Kaiser Chiefs, el extraño grupo que tomó el nombre de un equipo de fútbol de Suráfrica,  Nick Hodgson dice que quiere hacer otras cosas. Se ha cansado de la música.