Tras quince años con , el extraño grupo que tomó el nombre de un equipo de fútbol de Suráfrica,  Nick Hodgson dice que quiere hacer otras cosas. Se ha cansado de la música.