Azealia Banks se incorpora a la galería que está de moda. Es decir, los desnudos. Así posaba el pasado lunes, a sus 45 años, todo de oro, bueno poco oro, a lo “chica Goldfinger”