arnold

Mike D y Ad-Rock se podían haber forrado y no lo han hecho por respeto a la memoria de su compañero de grupo fallecido MCA.

A pesar de que el último film de Arnold Schwarzenegger “Sabotage”, estrenado el pasado mes de marzo, obtuvo críticas negativas y 10 millones de dólares escasos en la taquilla americana (menos de la mitad del presupuesto de la película).

Normalmente se suele culpar de estos fracasos a malas estrategias de marketing. En el caso de “Sabotage”, algunos están pensando que la culpa es quizá de la negativa de Beastie Boys a dejar que los responsables del film utilizasen su canción “Sabotage” – de su cuarto álbum “III Communication” (1994)- en campañas y anuncios comerciales. La cosa es que a Mike D. y Ad-Rock les ofrecieron mucho dinero por la canción, pero rechazaron la oferta en honor de Adam “MCA” Yauch, enemigo de la explotación del catálogo Beastie Boys en anuncios y campañas publicitarias.

beastieboys

Todo este asunto ha salido a la luz durante el testimonio de Mike D en la demanda de un millón de dólares que presentó el grupo contra Monster Energy Drinks. Acusan a la empresa de bebidas energéticas de haber utilizado música de Beastie Boys sin su permiso en el anuncio “Ruckus in the Rockies”.

Mike D testificó que el grupo no es precisamente muy fan del trabajo reciente de Schwarzenegger, y que aunque su dinero no les hubiera venido mal: “No hemos sido capaces de de salir de gira desde que MC murió. No podemos hacer música nueva”. Y por supuesto no iban a ir en contra de la voluntad de su compañero.

No es la primera vez que los Beasties tienen problemas con compañías que se pasan por el forro los derechos de sus canciones. Ya ganaron una demanda contra GoldieBlox, una empresa de juguetes que utilizó su “Girls” en un vídeo promocional. El dinero que tuvo que pagar Goldiebox fue a parar a asociaciones benéficas científicas, tecnológicas, de ingeniería y matemáticas de educación para niñas.