¿Ataque de ansiedad? ¿miedo escénico? ¿vuelta al alcohol y las drogas?

La razón oficial de que The Libertines hayan suspendido una serie de conciertos en directo es la primera, ataque de ansiedad de Pete Doherty.

Doherty no acudió el pasado jueves al concierto que los Libertines tenían previsto en Londres. El show fue cancelado dos horas después de la hora a la que estaba anunciado el concierto. Como consecuencia de la indisposición de Doherty también fue suspendido un concierto en Manchester al día siguiente y una aparición del grupo en la BBC 1.

Este es el comunicado explicativo de la banda:

“Peter sufrió un ataque de ansiedad grave durante las horas previas a la actuación prevista en el Electric Ballroom el jueves pasado. El mecanismo de defensa ideal en esta situación es encerrarse lejos de la fuente que genera la ansiedad y en este caso, se dirigió a un hotel cerca de Coventry, en las primeras horas de la mañana del viernes, con el fin de estar cerca de amigos de su red de rehabilitación.

“La decisión de cancelar el show en Manchester no fue de Pete, sino que fue hecha por el management, que creyó que era importante para garantizar el bienestar de Pete como una prioridad. Obviamente ese tiempo lejos de los focos permitió a la banda cumplir con su compromiso existente en Berlín”.

“Estén al tanto de un anuncio muy pronto sobre las fechas reprogramadas. The Libertines están dispuestos a hacer las paces con cualquier persona que se sienta decepcionada”.

The Libertines sí se presentaron a tocar el fin de semana durante la primera edición del Lollapalooza Berlin donde tocaron 20 canciones en 2 generosas horas, y de momento sus próximas fechas siguen en pie.

Esperemos que se trate tan sólo de un episodio aislado, y que Pete Doherty no haya vuelto a las viejas andadas.