fue la gran estrella que cerró el concierto dedicado a la reina en su Jubileo. Le dedicó ‘All my loving' y acabó con un sensacional ‘Live and let die'.