El considerado por muchos “hombre más odiado de Estados Unidos”, el que se dedica a inflar escándalosamente el precio de ciertos medicamentos hasta convertirlos en productos de auténtico lujo mientras se permite gastarse 2 millones de dólares en el LP doble de una única copia del colectivo rapero , se siente “víctima” de la redes sociales y de los medios de comunicación, que no han hecho otra cosa que criticarle y atacarle desde que se conoció la noticia de la millonaria compra.

Y para colmo, en la mañana de ayer jueves fue arrestado en Nueva York. Pero no por sus prácticas de especulación farmacéutica (compró los derechos del medicamento Daraprim, y lo subió de 13,50 dólares a 750 dólares sin más, es decir, lo infló un 5.000%) sino acusado de varios cargos de fraude por su anterior trabajo como gestor de fondos.

En concreto, ha sido acusado de “tomar ilegalmente stock de Retrophin Inc. [la compañía que creó en 2011] y usarlo para pagar las deudas de otros asuntos comerciales no relacionados”. El año pasado Shkreli fue expulsado de Retrophin, su puesto era el de Director Ejecutivo. En agosto ya fue demandado por mal uso de fondos de la compañía.

Pero el “pobre” empresario de 32 años, hijo de un albanés y una croata, antes de la detención expresó su descontento por como le han tratado medios de comunicación y redes sociales por la adquisición del esotérico disco doble encofrado “Once Upon a Time in Shaolin”, de Wu-Tang Clan, que es como un cuadro, sólo existe una copia.

Una compra que más que excéntrica está hecha desde el punto de vista de la especulación pura y dura. Shkreli ha comprado el disco más caro de la historia, pero a él la música le importa un pimiento. Sabe perfectamente que la conveniente explotación de un disco doble de 31 temas de un importante combo hip hop, le podría reportar suculentos dividendos.

Hasta RZA, líder del colectivo rapero, pidió públicamente disculpas por embolsarse el dinero al saber que el comprador era Shkreli. Y al empresario – que al final y al cabo ha comprado el disco, no lo ha robado- esto le ha sentado muy mal:

“Soy el albanés más exitoso que ha caminado sobre la faz de la tierra. Compré el álbum. Hay un jodido gran cheque en el bolsillo RZA y Cilvaringz ahora, pero están empezando a hartarme”.

Así es Martin Shkleri, un hombre humilde, un benefactor, el filántropo que espera la humanidad…